GENEALOGÍA BERMÚDEZ DE CASTRO
La web de los Bermúdez de Castro

LOS CONDES DE GALICIA (COMES GALLICIAE).

 

  

          Cuando Alfonso I (739-757) avanzó con sus tropas hasta Lugo y Tuy recuperó Galicia para los cristianos frente a los musulmanes. El incipiente reino astur adolecía de suficiente organización jurídico-administrativa para abarcar tanto territorio por lo que Alfonso I encargó el gobierno de Galicia a su hermano Fruela (1). Recordemos que el reino astur se regía por una monarquía electiva, no hereditaria, por lo que encargar el gobierno de Galicia suponía asociar el trono asturiano a un pariente cercano (2). Posteriormente Ramiro I encargó Galicia a su hijo Ordoño I entre los años 847-850, que se convertiría en rey de León desde esa última fecha (2). Éste hizo lo mismo con su hijo Alfonso, futuro Alfonso III (2); éste, al dividir el reino, encargó Galicia a su hijo Ordoño II (3); y así ocurrió otras veces hasta que Alfonso VI, que no tenía hijos varones, nombró conde de Galicia a su yerno Raimundo de Borgoña. Su hijo Alfonso se convirtió en rey de León (Alfonso VII) y su Ayo, Pedro Fróilaz de Traba, fue nombrado conde de Galicia desde que falleció Raimundo de Borgoña (4). Desde entonces, los condes de Galicia ya no fueron parientes tan cercanos a los reyes.

        Para Eduardo Pardo de Guevara, el título de Conde de Galicia suponía ser la cabeza visible de Galicia, su representación política ante la corte leonesa, el abanderado (5).

        PEDRO FRÓILAZ DE TRABA aparece como Conde de Galicia desde el año 1107 hasta, al menos, 1118 (4); en el año 1108 aparece, incluso, como principis Gallicie (6). En el año 1120, sin embargo, la reina Urraca otorgó las atribuciones de Conde de Galicia a

        DIEGO GELMÍREZ, quien acaba de convertir el obispado de Santiago en arzobispado al recibir del papa Calixto II el legado pontificio para los territorios de Galicia, Portugal y Mérida (7). Toda la nobleza gallega debía prestarle fidelidad y homenaje como Totius Galecie dominum (7). No obstante, al año siguiente, la reina Urraca volvió a dirigirse a Pedro Fróilaz como Maior inter eos Comes Dominus Petrus Froylat (8). Su hijo

       FERNANDO PÉREZ DE TRABA tuvo que esperar al año 1145 para aparecer como comes Fernandus in Gallecia; en el 1147 como Comes domnus Fernandus Senior in maiore parte Galleciae; poco más tarde como Comes Fernandus de Galleciae (obsérvese la importancia de la preposición); en 1151 como Comes domnus Fernandus tunc tenes principatum Galecie (9). Probablemente tras su fallecimiento (10) aparece su medio-hermano

        RODRIGO PÉREZ DE TRABA (11) como Conde de Galicia en el año 1155, pero debemos considerarlo como algo excepcional (12), porque desde el año 1153 ya aparecía

        GONZALO FERNÁNDEZ (hijo de Fernando) como Conde de Galicia (13). Debió morir en el año 1164 (14) pues su hijo

        GÓMEZ GONZÁLEZ aparece como Conde de Galicia desde 1165 (15) y en 1211 como Principius Gallecie, comes Gomez (16) aunque la mayoría de las veces aparece como Conde de Trastámara y, en menor proporción, como Conde de Traba, de Monterroso, Limia, Lemos o Sarria (17). Su hijo

        RODRIGO GÓMEZ aparece como Rodericus Gomecii tenente Galletian en 1218 (18) y como Príncipe de Galicia o principatu Gallecie desde 1220 hasta 1260 (19). Falleció sin sucesión en 1261 (20).

        Además de los Condes de Traba, que acabamos de ver, hubo otro clan familiar que también usó el título de Conde de Galicia: son los que Jaime de Salazar llamaba Los Velas (véase allí). Según ese autor, el primero en usarlo fue el conde

        RODRIGO OVÉQUIZ quien ya en el año 1075, antes que Raimundo de Borgoña, se denominaba comes Galletiae (21). En un documento de 1082 aparece junto a su hermano

        VELA OVÉQUIZ con el inusual título de Duo comites magni (21). Pensamos que tanto el título de Conde de Galicia como el de Conde Magno hay que encuadrarlos en un entorno de rebeldía por el apoyo al depuesto rey García (véase allí) ya que por ello fueron apresados, encarcelados y desposeídos de sus tierras (22). No obstante, el primogénito de Vela Ovéquiz, llamado

        RODRIGO VELAZ, aprovechando la estancia en Portugal de Fernando Pérez de Traba, también aparece durante muchos años (según Salazar) como comes Galletiae o consul sarriensis. Falleció en 1141 (23). Su hijo

        ÁLVARO RODRÍGUEZ DE SARRIA aparece en la documentación como Alvarus Roderici Galletiae (23). No habría podido mantener su status, probablemente, si no se hubiera casado con Sancha Fernández, hija de Fernando Pérez de Traba y Teresa de Portugal (23). Un hijo de este matrimonio fue

        RODRIGO ÁLVAREZ, que también se denominó comes Rodericus Galletiae desde 1167 aunque posteriormente viajó a Tierra Santa y tomó el hábito del Temple (23)

        No tenemos constancia del uso del título de Conde de Galicia, aparte de los vistos hasta aquí, por lo que suponemos, como afirma Pardo de Guevara, que la muerte sin sucesión de Rodrigo Gómez, último Conde de Traba, sumió a la nobleza gallega en una difícil situación de orfandad política (5). Este autor (Pardo de Guevara) se refiere a Pedro Fernández de Castro como el nuevo Comes Galliciae (24) aunque este magnate del siglo XIV jamás usara ese título.
Actualizado el 2 de noviembre de 2017

 

 

 

Datos de:

 

 

 

 

 

1.- Alfonso I. Gran Enciclopedia Gallega. Silverio Cañada editor. Santiago. 1984. T. 1. Pág. 238.

 

 

2.- GONZÁLEZ D´A SILVA, Teresa: Ordoño I. Gran Enciclopedia Gallega. Silverio Cañada editor. Santiago. 1984. T. 23. Pág. 61 y 62.

 

 

3.- SANTOS CASTROVIEJO, Nanina: Alfonso III. Gran Enciclopedia Gallega. Silverio Cañada editor. Santiago. 1984. T. 1. Pág. 240.

 

 

4.- Como tal aparece en la donación que hace Alfonso VI al monasterio de Moraime y en una donación al monasterio de Caaveiro fechado en 1108; en el año 1111 como Comes domus Petri Galizie; en 1118 como Petrus Froylae Comes in Galicia confirmat.  También en un documento fechado el 1 de mayo de 1112 en Sahagún. Véase LÓPEZ SANGIL, José Luis: La nobleza altomedieval gallega. La familia Froilaz-Traba. Editorial Toxosoutos. La Coruña. 2002. Páginas 26, 27, 30 y 38. (En adelante se citará únicamente como LÓPEZ SANGIL).

 

 

5.- PARDO DE GUEVARA, Eduardo: Los Señores de Galicia. Fundación Pedro Barrié de la Maza. La Coruña, 2000. Pág. 137.

 

 

6.- LÓPEZ SANGIL, página 27.

 

 

7.- BARREIRO SOMOZA, José; Diego Gelmírez. Gran Enciclopedia Gallega. Silverio Cañada editor. Santiago. 1984. T. 15. Página 251.

 

 

8.- LÓPEZ SANGIL, página 39.

 

 

9.- LÓPEZ SANGIL, páginas 94, 95 y 98.

 

 

10.- Mientras unos autores, como Villalpando, afirma que Fernando Pérez de Traba falleció en 1155, otros, como Carbajo, sostienen que falleció en 1160. LÓPEZ SANGIL, páginas 99 y 100.

 

 

11.- Rodrigo Pérez era hijo del segundo matrimonio de Pedro Fróilaz de Traba. LÓPEZ SANGIL, página 110.

 

 

12.- LÓPEZ SANGIL, página 112.

 

 

13.- LÓPEZ SANGIL, página 132.

 

 

14.- LÓPEZ SANGIL, página 134.

 

 

15.- LÓPEZ SANGIL, página 161.

 

 

16.- LÓPEZ SANGIL, página 169.

 

 

17.- LÓPEZ SANGIL, páginas 158-169.

 

 

18.- LÓPEZ SANGIL, página 172.

 

 

19.- LÓPEZ SANGIL, página 174.

 

 

20.- LÓPEZ SANGIL, página 181.

 

 

21.- SALAZAR Y ACHA, Jaime de: Una Familia de la Alta Edad Media: Los Velas y su Realidad Histórica. Asociación Española de Estudios Genealógicos y Heráldicos. Madrid, 1985. Página 43. (En adelante se citará únicamente como SALAZAR).

 

 

22.- TORRES SEVILLA-QUIÑONES DE LEÓN, Margarita: Linajes Nobiliarios en León y Castilla (Siglos IX-XIII). Junta de Castilla y León. Consejería de Educación y Cultura. 1999. Páginas 169.

 

 

23.- SALAZAR, páginas 53, 54 y 55.24.- PARDO DE GUEVARA, Eduardo: Los Señores de Galicia. Fundación Pedro Barrié de la Maza. La Coruña, 2000. Página 144.