GENEALOGÍA BERMÚDEZ DE CASTRO
La web de los Bermúdez de Castro

BERMÚDEZ DE MONTAOS

     

        Buscando el origen de un linaje muchos autores rellenan con leyenda donde no pueden llegar con datos históricos. Así encontramos relatos literarios que, aunque algunos son realmente bellos, carecen de rigor histórico.

        Para el linaje que nos ocupa el licenciado Bartolomé Molina afirmaba, en 1550, que El solar de Los Bermúdez es de los buenos hidalgos, y viene de un solar que llaman de Montanos. Traen por armas unos escaques dorados en campo colorado: es agora de las casas sin título la más principal de Galicia (1).

       Argote de Molina contaba, en 1588, que Pero Bermúdez, sobrino del Cid, venció al infante D. Diego, y en memoria de este combate y del palenque donde fue la batalla, que estaba cercado de cadenas, usaban los Bermúdez una orla de cadenas azules en campo de oro en torno del escudo, que son quince jaqueles de oro y negro. Del cual ha habido y hay principales caballeros en el reino de Galicia (2).

      Otro manuscrito del siglo XVI decía que Los de este linaje son de Galicia, naturales y muy antiguos cavalleros, que en las guerras del Cid Ruy Díaz yzieron algunos muy hazañosas cosas (3).

        En el siglo XVII siguieron empeñados en buscar el origen del apellido creyendo que lo encontrarían al hallar el personaje más antiguo que usara el patronímico Bermúdez; así vemos como Baños de Velasco proponía que el apellido Bermúdez surge de Bermudo Pérez de Trava, esposo de Teresa Enríquez, hermana del Rey Alfonso de Portugal, de quien procedería Trojas Vermuiz (4); otros, como Méndez de Silva se remonta hasta el rey Bermudo II cuya hija, Teresa Bermúdez, daría comienzo al linaje (5).

        A finales del siglo XVII Pedro Álvarez de Vega, por entonces Marqués de Montaos, encargó el Memorial Genealógico de la Casa de los señores Condes de Grajal y de las casas en ella incorporadas (6). El propio autor del Memorial ya advertía que no es fácil acertar con el punto de la verdad cierta, quando los Historiadores andan tan varios en referir su origen. Sin embargo, la sucesión que se planteaba en ese Memorial ha sido considerada como válida incluso en el siglo XX:

I.- Suero Bermúdez, primer señor de Montaos, floreció en tiempos del Rey Alfonso VI de Castilla y se halló en la conquista de Andalucía. Era hijo de Bernardo Laínez (hijo del Conde don Álvaro Fernández de Minaya, primo del Cid). Tuvo por hijo segundo a

II.- Bernardo Bermúdez, II señor de Montaos, que casó con Sancha Gómez teniendo a

III.- Adán Bermúdez, III señor de Montaos, casado con Urraca de Luna, padres de

IV.- Lope Bermúdez, IV señor de Montaos, que casó con una dama de la sangre de los García Prego y de esta unión nació

V.- Pedro Bermúdez Prego, V señor de Montaos, que fue esposo de Constanza de Sotomayor y padre de

VI.- García Prego de Montaos, VI señor de Montaos y padre de

VII.- Pedro Bermúdez, apodado “El Viejo”, VII señor de Montaos y de la Penela, que casó con Leonor de Castro (7).

        Aunque resulte evidente, parece que todavía hay que recordarlo: no todos los que usan el mismo apellido tienen que ser parientes y, mucho menos, tienen por qué pertenecer al mismo linaje. Es más: antes del siglo XIII los patronímicos (Bermúdez, Fernández, Rodríguez…) cambiaban de generación en generación de manera que los hijos de Bermudo sí llevarían el patronímico Bermúdez pero no sus nietos. Siguiendo los ejemplos de antes: los hijos de Bermudo Pérez de Trava, se llamaban Fernando Bermúdez, Pedro Bermúdez… (8) pero sus nietos adoptaron los patronímicos Fernández, Pérez… Lo mismo para los nietos de Bermudo II.

        Por tanto, en los tiempos del Cid y antes del siglo XIII podremos encontrar algún Bermúdez, pero no existiría ningún linaje “Bermúdez de Montaos”, porque no se usaron los patronímicos como nombre de linaje hasta el siglo XIII (9). Es más: los autores que más a fondo han estudiado la figura de Suero Bermúdez en los últimos años han concluido que ese conde no tuvo descendencia y que, además, no consta en ningún documento como señor de Montaos ni era hijo de Bernardo Laínez (10).

        Si en sentido descendente la anterior sucesión resulta sospechosa, podemos intentarlo en sentido ascendente desde Fernando Bermúdez de Castro, primero del apellido.

        La filiación de Fernando Bermúdez de Castro como hijo de Pedro Bermúdez de Montaos “O Vello”, queda documentada en numerosas ocasiones, por ejemplo, en el pergamino P-662 del Arquivo do Reino de Galicia: Don Fernan Vermudes de Castro, arcediano de Nendos, enna esta iglesia de Santiago por quanto meu padre Pedro Vermudes de Montaos cuia alma Deus aja… (11).

        De Pedro Bermúdez de Montaos “O Vello” sabemos que era hijo de García Prego de Montaos también por varios documentos, entre ellos el propio testamento de Pedro Bermúdez, otorgado en Santiago el 24 de mayo de 1445: …Por ende eu, Pero Bermudez de Montaos, fillo de García Prego de Montaos, cavaleyro, vasalo de nosso señor el Rey… donde jaz sepultado o tito García Prego, meu padre… (12).

      Antonio Presedo considera a García Prego de Montaos como el primer personaje suficientemente documentado a quien podemos atribuir el origen del linaje (13). Sin embargo, investigaciones recientes (14) han conseguido filiar, documentalmente, alguna generación más: una Ejecutoria del año 1376 cita, en el entorno de la Tierra de Santago, a García Plego fixo de Pedro Bermudez Plegoque se finara el dicho Pedro Vermudez e que dejara por sus herederos al dicho Garcia Plego e Gomez Plego e Constanza Peláez e Doña Sancha e maior Rodrigo sus fixos lexitimos… (15).

Por todo ello, el linaje de Fernando Bermúdez de Castro, hasta donde sabemos, quedaría así:

I.- PEDRO BERMÚDEZ PREGO, quien heredó de su tío García Prego, obispo de Tui, el coto de Vilela (feligresía de San Juan de Tirán, O Morrazo, Pontevedra) con su jurisdicción civil y criminal, con todos los casares en él incluidos (16). Dicho coto pertenecía al Monasterio de Santa María de Oya que, a su vez, dependía del arzobispado de Santiago, por lo que Pedro Bermúdez Prego, como cavaleyro de la Tierra de Santiago tenía obligación de acudir con sus mesnadas cuando el Arzobispo de Santiago lo requería (17), cosa que ocurrió en 1367 cuando Rodrigo de Moscoso hizo un llamamiento para servicio de noso Señor el Rey et servir a nos por las terras et coutos que teedes, es decir, en apoyo de Pedro I contra Enrique II (18). Tuvo por hijo, entre otros, a

II.- GARCÍA PREGO DE MONTAOS, cuya relación con el territorio de Montaos le pudo llegar a través de su esposa INÉS LÓPEZ, hija de Lope Pérez de Montaos que aparece citado en 1369 en el entorno del Arzobispo de Santiago (19). Si bien la maraña familiar Prego-Montaos ya comenzaba a intuirse desde el siglo XIII, no es posible, hasta el momento, establecer el parentesco concreto entre los que aparecen citados con ese patronímico y topónimo a comienzos del siglo XIV.

       El caso es que  García Prego de Montaos poseía, en 1413, los cotos de Arantón y San Xoán de Riba en la comarca de Xallas así como el patronato de la iglesia de San Viçenço de Arantón que habían edificado sus abuelos (soçedy enno padroigo da iglesia de San Viçenço de Arantón, por herança de meus auoons et de meu linageem, que edificarom, dotaron a dita iglesia) (20).

Iglesia de San Vicente de Arantón.

Fotografía de Xosé Antonio bajo licencia: This file is licensed under the Creative Commons "Cc-by-sa-3.0" Licence

 En Wickipedia: Arantón, Santa Comba

 

Debió fallecer en 1415 pues en esa fecha ya aparece su hijo

II.- PEDRO BERMÚDEZ DE MONTAOS, “El Viejo”, recibiendo, como escudero, la Casa Fuerte de Penaflor como feudo del Arzobispo Lope de Mendoza (21). Dicha Casa Fuerte estaba situada entre Santiago y Pontevedra, con lo que controlaba las rutas terrestres entre ambas ciudades y la Ría de Arosa (22).

 

(Pincha en la imagen para ampliar)

 

No hemos conseguido situar la Casa Fuerte de Penaflor en la

actualidad pero sí las parroquias incluidas en esa merindad (23)

por lo que podemos hacernos una idea de la localización actual.

 

 

         A través del feudo de Penaflor se establece relación de vasallaje con el Arzobispo al convertirse en una de las cinquo cavalarias que debían servirle enas fronteyras tres meses do año a suas custas (21).

        Además de Penaflor también recibió en usufructo las merindades de Dubra, Vilaprego y parte de Montaos (24).

        Con estas merindades Pedro Bermúdez controlaba las rutas terrestres que comunicaban Santiago de Compostela con La Coruña y Betanzos y con los enclaves marítimos de la Costa de La Muerte (22 y 24).

        Se observa, además, que desde comienzos de del siglo XV los Bermúdez de Montaos administraban la merindad de Silván y parte de la de Montaos como algo propio, sin necesidad de recibirla en usufructo del arzobispo (24), lo que les va a permitir aumentar su territorio de jurisdicción.  

Merindades de Dubra, Silván, Vilaprego y Montaos,

situadas siguiendo el mismo método que para Penaflor (23)

 

            Pedro Bermúdez logró, además, relacionarse con las Casas más influyentes del entorno compostelano como son los Moscoso y los Mariñas: con los primeros estableció una concordia en 1419, concretamente con Ruy Sánchez de Moscoso, Pertiguero de Santiago, en representación de su hijo Rodrigo (21).

        Con los Mariñas la relación fue de parentesco gracias a los matrimonios de Teresa de Montaos, hermana de Pedro Bermúdez, con Ares Pardo das Mariñas y el matrimonio del propio Pedro Bermúdez con Teresa das Mariñas, hermana de Ares Pardo (25).

        Con todo ello Pedro Bermúdez fue ganándose la confianza del arzobispo Lope de Mendoza cumpliendo fielmente con las tareas encomendadas: en 1420 se le entregó la fortaleza de Xallas y en 1430 participó en la recuperación de las fortalezas de Mesía y Cira (26).

Entre 1418 y 1445 dispuso de al menos 10 escuderos a su servicio (26).

        Residió en Santiago de Compostela entre 1418 y 1420 a cuyo Concejo envió escuderos para participar de testigos. Debió trasladarse después a Pontevedra pues allí otro escudero fletó un barco en su nombre con destino Bermeo y San Sebastián. En 1442 Pedro Ares de Aldán hizo pleito-homenaje en nombre de Pedro Bermúdez comprometiéndose a no protagonizar altercados durante su estancia en la villa de Pontevedra (26).

        Viudo ya de Teresa das Mariñas y con una posición mejorada, hizo el mejor de los enlaces que pudiera tener con la Casa más poderosa de Galicia: casó con Leonor de Castro, procedente de la Casa de Lemos (25), con la que tuvo cinco hijos, entre los que estaban

IIIa).- MARÍA DE CASTRO, que casó con el caudillo Irmandiño ALONSO DE LANZÓS (25);

IIIb).- PEDRO BERMÚDEZ DE MONTAOS, “El Mozo”, quien, al morir su padre en 1445, recibió, como su padre y su abuelo, la merindad de Penaflor, las de Dubra, Vilaprego y parte de Montaos en usufructo del nuevo Arzobispo Álvaro de Isorna. Continuó, como aquellos, administrando la merindad de Silván y una parte de Montaos como algo propio (24). “El Mozo” resultó ser, sin embargo, bastante más rebelde que sus antecesores, empujado, quizá, por los convulsos años en los que le tocó vivir: tras la muerte, en 1448, del Arzobispo Álvaro de Isorna (que había sustituido a Lope de Mendoza, fallecido en 1445) el todopoderoso Condestable Álvaro de Luna impuso, como Arzobispo, a su hermano Rodrigo de Luna sin tener en cuenta la opinión contraria de los nobles gallegos (27). Éstos tuvieron la oportunidad de mostrar su enojo cuando el Arzobispo solicitó, en nombre del Rey, a los caballeros de la Tierra de Santiago, que acudieran a la guerra de Granada (22 y 27). Casi todos ellos se negaron a hacerlo, como Pedro Bermúdez, a pesar de estar obligados por tener en préstamo las tierras del señorío de Santiago (22 y 27).

        En 1458 Pedro Bermúdez se unió a la Hermandad de Caballeros de Santiago con la que se apoderaron de la Iglesia Compostelana y arrastraron a las más importantes villas de la Tierra de Santiago a una rebelión abierta (30). Pedro Bermúdez, “El Mozo”, fue acusado de negarse a dar asilo al obispo (como estaba obligado), impedir que cobrase el servicio episcopal en las merindades a su cargo y de entrometerse a ejercer justicia en jurisdicciones que no había recibido del prelado (22 y 28). Tras su muerte sin sucesión (ocurrida en 1463) vemos a su hermano

IIIc).-FERNANDO DE CASTRO, como jefe de la Casa (28). Su biografía se vio en su lugar. Baste recordar que fue el primero en usar el apellido Bermúdez de Castro, también fue el primero que se identificó abiertamente como Señor de Montaos, el I abad de la Colegiata de Santa Mª del Campo, Arcediano de Nendos, Comendatario del Monasterio San Paio de Antealtares, Deán de la catedral de Santiago… (29). Su descendencia se estudia en su lugar.

  

Texto revisado el 5 de abril de 2017

Actualizado el 11 de julio de 2017

Datos de:

 

1.- MOLINA, Licenciado Bartolomé: Descripción de las casas de Galicia, 1550. Manuscrito de la Biblioteca Nacional, folio 54.

2.- ARGOTE DE MOLINA, G.: Nobleza de Andalucía. 1588, folio 129. Versión digital en la Biblioteca Digital de Granada.

3.- ANÓNIMO: Nobiliario de los Reynos Hispanos. Manuscrito del siglo XVI editado en 2001 por Guillermo Blázquez para BBVA.

4.- BAÑOS DE VELASCO Y ACEVEDO, Juan: Séneca Ilustrado en Blasones Políticos. Madrid, 1670.

5.- MÉNDEZ DE SILVA, Rodrigo: Catálogo Real y Genealógico de España, 1656. Fol. 31.

6.- Memorial Genealógico de la Casa de los señores Condes de Grajal, y de las casas en ella incorporadas, y de los que de ella han procedido. Por DON PEDRO DE OLIVERA Y VERGARA, criado antiguo de la casa. Por orden, y mandato del Ilustrísimo señor Pedro Álvarez de Vega, Conde de Grajal, Marqués de Montaos, mi señor. Archivo de la Casa Ducal de Alburquerque, 210. Legajo 28, Nº 6.

      Marcos Emilio Amado, al que agradecemos el conocimiento de este Memorial,  apunta 1676 como fecha de elaboración del mismo. Véase AMADO CASDELO, Marcos E.: Poder, dominio e sangue. Edición do autor de Abril de 2017. Página 350. Nota ao final II. Para conseguir el libro, ponerse en contacto con el autor: marcosemilioamado@gmail.com

7.- Algunos de esos autores del siglo XX que defendían esa sucesión fueron:

- GARCÍA CARRAFFA, Alberto y Arturo: Enciclopedia Heráldica y Genealógica Hispano-Americana. Madrid. Antonio Marzo. 1920-1958.

- MARTÍNEZ-BARBEITO, Carlos: Torres, Pazos y Linajes de la Provincia de La Coruña. Editorial Everest. 1986.

- MOGROBEJO, Endika: Cuadernos de Genealogía y Heráldica. Wilsen Editorial. 1986.

        Todavía hoy, casi todas las web que abordan este linaje sostienen la misma sucesión:

http://www.euskalnet.net/laviana/gen_hispanas/bermudez_de_castro.htm

http://www.blasoneshispanos.com/Heraldica/HeraldicaGentilicia/Armoriales/BB/Bermudez.htm

                     

8.- Esos son algunos de los nombres que Margarita Torres identificó como hijos de Bermudo Pérez de Trava. TORRES SEVILLA-QUIÑONES DE LEÓN, Margarita: Linajes Nobiliarios en León y Castilla (Siglos IX-XIII). Junta de Castilla y León. Consejería de Educación y Cultura. 1999. Página 433.

9.- Jaime de Salazar y Margarita Torres coinciden al fijar como fecha de inicio de la perpetuación del patronímico como apellido a mediados del siglo XIII. Véase SALAZAR Y ACHA, Jaime de: Génesis y Evolución del Apellido en España. Real Academia Matritense de Heráldica y Genealogía. 1991. Páginas 17-23.

También TORRES SEVILLA-QUIÑONES DE LEÓN, Margarita: Linajes Nobiliarios en León y Castilla (Siglos IX-XIII). Junta de Castilla y León. Consejería de Educación y Cultura. 1999. Página 433.

10.- Los datos de su muerte sin sucesión en TORRES SEVILLA-QUIÑONES DE LEÓN, Margarita: Linajes Nobiliarios en León y Castilla (Siglos IX-XIII). Junta de Castilla y León. Consejería de Educación y Cultura. 1999. Página 177.

También SALAZAR Y ACHA, Jaime de: Una Familia de la Alta Edad Media: Los Velas y su Realidad Histórica. Asociación Española de Estudios Genealógicos y Heráldicos. Madrid, 1985. Página 45.

Más información acerca de Suero Bermúdez en Linaje de Suero Bermúdez.

11.- Arquivo do Reino de Galicia. Colección de documentos en pergamino. Sig.: P-662.

12.- Archivo Histórico Universitario de Santiago. CM c. 17, p.1. Transcripción en: AMADO CASDELO, Marcos E.: Poder, Dominio e Sangue. A Linaxe Bermúdez de Castro, Señores de Montaos. Edición do autor de Abril de 2017. Página 253. Anexo I. Para conseguir el libro, ponerse en contacto con el autor: marcosemilioamado@gmail.com

13.- PRESEDO GARAZO, Antonio: Nobleza y régimen señorial en Galicia. Universidad de Santiago de Compostela. Santiago de Compostela, 2011. Página 63.

14.- Marcos Emilio AMADO CASDELO señala a Pedro Bermúdez Prego como padre de Prego de Montaos. Véase AMADO CASDELO, Marcos E.: Poder, dominio e sangue. Edición do autor de Abril de 2017. Página 33. El autor citaba como fuente: Datos achegados polo investigador Fernando Dopico Blanco (Página 351). Nos pusimos en contacto con ambos que nos remitieron a Gabriel Pita da Veiga Goyanes quien nos facilitó un interesante trabajo inédito que se citará en la siguiente nota. De ahí se han extraído los datos de esta filiación.

15.- Archivo Histórico Nacional. Clero Secular Regular, L. 10134. Citado en: PITA DA VEIGA GOYANES, Gabriel: El coto de Vilela: Montaos y Soutomayor. Xenealoxías do Ortegal. Página 29.  Trabajo inédito.

16.- El Monasterio de Oya aforó el coto de Vilela, en el año1311, a Gómez García Prego para él y sus voces durante cuarenta años. Transcripción del foro en Archivo Histórico Nacional. Clero Secular Regular, L. 10223. Citado en: PITA DA VEIGA GOYANES, Gabriel: El coto de Vilela: Montaos y Soutomayor. Xenealoxías do Ortegal. Páginas 32-34. Trabajo inédito. En dicha escritura cita a su hijo García Prego. Éste último, ya como canónigo de Santiago, confirmó dicho foro en 1332 y, poco después, nombró herederos a sus sobrinos Lope Vermudez y Pedro Vermudez. La Ejecutoria de la nota 15 venía a responder al Arzobispo de Santiago que había pleiteado contra García Prego, hijo de Pedro Vermúdez Prego, porque ya habían pasado los cuarenta años del foro.

17.- PARDO DE GUEVARA, Eduardo: El Mariscal Pardo de Cela. Editorial Alvarellos. Lugo, 1981. Página 54.

18.- LÓPEZ FERREIRO, A.: Historia de la Iglesia de Santiago, vol. VI, Apéndice XXIX, 135-138. Citado en PARDO DE GUEVARA, Eduardo: Los Señores de Galicia. Fundación Pedro Barrié de la Maza. La Coruña, 2000. Página 180.

19.- PRESEDO GARAZO, Antonio: Nobleza y régimen señorial en Galicia. Universidad de Santiago de Compostela. Santiago de Compostela, 2011. Páginas 63 y 64.

20.- Antonio Presedo cita el documento editado por A. López: Ministros Provinciales de Santiago en el siglo XV. Archivo Ibero-Americano (1996), pp. 353-371. Véase PRESEDO GARAZO, Antonio: Nobleza y régimen señorial en Galicia. Universidad de Santiago de Compostela. Santiago de Compostela, 2011. Página 63.

21.- Ídem, página 65.

22.- Ídem, página 72.

23.- Según la tasación de las sinecuras disputadas por la Casa de Montaos en 1526 y 1527, la parroquia de Curro (hoy en la comarca de Barro) y la de Romai (en la actualidad en Portas) se incluían en la merindad de Penaflor. Véase PRESEDO GARAZO, Antonio: Nobleza y régimen señorial en Galicia. Universidad de Santiago de Compostela. Santiago de Compostela, 2011. Página 169.

24.- Ídem página 67.

25.- Ídem, página 60.

26.- Ídem, página 66.

27.- PARDO DE GUEVARA, Eduardo: Los Señores de Galicia. Fundación Pedro Barrié de la Maza. La Coruña, 2000. Páginas 335 y 343.

28.- PRESEDO GARAZO, Antonio: Nobleza y régimen señorial en Galicia. Universidad de Santiago de Compostela. Santiago de Compostela, 2011. Página 73.

29.- Más detalles de su biografía y la bibliografía en Biografía de Fernando (Bermúdez) de Castro.