GENEALOGÍA BERMÚDEZ DE CASTRO
La web de los Bermúdez de Castro

LINAJE DE GUZMÁN EL BUENO.

 

Pincha aquí si quieres volver a la

página anterior: LINAJE GUZMÁN

Pincha aquí si quieres ir a la página

siguiente: LINAJE DE PONCE DE LEÓN

 

         Como vimos en el linaje de Guzmán, GILLÉN PÉREZ DE GUZMÁN tuvo por hijo a

I.- PEDRO DE GUZMÁN (1), que participó en la conquista de Murcia en el año 1243. En reconocimiento a sus servicios, el Infante Alfonso le otorgó la población de Chinchilla. Más tarde participó también en la toma de Sevilla y fue designado Adelantado Mayor de Castilla desde 1258 (2). Casó con URRACA ALONSO, hermana de padre de Fernando III, aunque no todos los autores reconocen que fuera la madre de

II.- ALFONSO PÉREZ DE GUZMÁN (llamado GUZMÁN EL BUENO), ya que muchos opinan que era fue hijo natural de PEDRO DE GUZMÁN (2).

         Las primeras noticias de Guzmán El Bueno aparecen en la Crónica de Alfonso X cuando aquél tuvo que mediar entre este rey y el sultán de los benimerines norteafricanos, Abú Yusuf en el año 1282 (3). Las dotes diplomáticas de Guzmán el Bueno resultaron muy fructíferas pues ambos soberanos enviaron a Guzmán a negociar con el Infante Sancho, que se había hecho fuerte en Córdoba rebelándose contra Alfonso X. Sin embargo, cuenta la Crónica que, en plena negociación, los moros atacaron las huestes cordobesas poniendo en peligro a Guzmán que a punto estuvo de perder la vida ante el Infante Sancho (4).

         Rotos los acuerdos entre Alfonso X y Abú Yusuf, Guzmán El Bueno estuvo, durante algunos años, sirviendo a uno y a otro (5) según sus propios intereses como tantos otros caballeros medievales (6): en 1284 viajó a África a servir al sultán; en 1287 Sancho IV le confirmó los privilegios otorgados por Alfonso X; en 1288 aparece en África; en noviembre de ese año Sancho IV le cita como Alffonso Pérez de Guzmán, mio uasallo (5). Pero lo que parece que propició su asentamiento fue la conquista de Tarifa en el año 1292 en la que participó Guzmán El Bueno (7).

Precisamente allí, en Tarifa, tuvo lugar el episodio por el que Guzmán El Bueno pasó a la historia: encargado de la protección de Tarifa, sufrió el cerco de los benimerines en 1293. Los atacantes secuestraron al hijo de Guzmán El Bueno y solicitaron la apertura de la ciudad a cambio de la vida del niño, a lo que el magnate respondió arrojando su daga para que la usaran en el sacrificio de su hijo. El hecho se consumó a cambio del mantenimiento de la plaza (8). Guzmán el Bueno fue recompensado con la Alcaildía de Tarifa en 1294 y la villa de Sanlúcar de Barrameda en 1297 (7).

         Desde entonces, Tarifa se convirtió en objeto de deseo tanto del reino de Granada como del sultán de Marruecos y Guzmán El Bueno tuvo que hacer valer sus dotes diplomáticas para mantenerla en poder de Castilla. Pronto sus negociaciones tuvieron que producirse, no solo con los reinos musulmanes vecinos, sino también con el rey de Aragón y con los sucesivos pretendientes al trono de Castilla y Portugal: los Infantes Juan y Enrique, María de Molina, Juan II de Aragón, Constanza de Portugal… Finalmente Granada firmó el acuerdo por el que reconocía a Castilla la propiedad de Tarifa en 1303 (9).

         También tuvo Guzmán El Bueno que demostrar sus dotes diplomáticas con otros nobles, como Diego López de Haro y como Juan Núñez de Lara, con quienes tuvo que mediar para resolver diferentes conflictos entre ellos y contra los diferentes soberanos por, entre otros asuntos, el Señorío de Vizcaya (10).

         Pero si bien Guzmán El Bueno destacó por su diplomacia, en ocasiones no pudo evitar usar la espada, como en la Batalla de Arjona, donde salvó la vida del Infante Enrique que había perdido su montura y fue rescatado por nuestro protagonista (11). Precisamente, en uno de los encargos bélicos, por mandato del rey Fernando IV, perdió la vida Guzmán El Bueno procurando conquistar Gibraltar en el año 1309 (12).

         Gracias a la Crónica de Alfonso XI sabemos que Guzmán El Bueno casó con MARÍA ALFONSO CORONEL de la que tuvo varios hijos e hijas entre las que estaba

III.- ISABEL PÉREZ DE GUZMÁN, esposa de FERNÁN PÉREZ PONCE, Señor de Marchena (13), donde sigue la línea.

 

Datos de:

1.- SEGURA RODRÍGUEZ, Wenceslao: Guzmán el Bueno: ¿Leonés o Sevillano? Al Qantir. Monografías y Documentos sobre la Historia de Tarifa. Nº 6. 2009. Página 14.

2.- Ídem páginas 14-17.

3.- SEGURA RODRÍGUEZ, Wenceslao: Guzmán el Bueno: en las Crónicas de los reyes. Al Qantir. Monografías y Documentos sobre la Historia de Tarifa. Nº 7. 2009. Páginas 4 y 5.

3.- Ídem página 9.

5.- Ídem páginas 13-15.

6.- Respecto al desnaturamiento de magnates y caballeros véase el interesante análisis que hace PARDO DE GUEVARA, Eduardo: Los Señores de Galicia. Fundación Pedro Barrié de la Maza. La Coruña, 2000. Páginas 103 y 104.

7.- SEGURA RODRÍGUEZ, Wenceslao: Guzmán el Bueno: en las Crónicas de los reyes. Al Qantir. Monografías y Documentos sobre la Historia de Tarifa. Nº 7. 2009.  Páginas 14- 16.

8.- Ídem página 20.

9.- Ídem páginas 20- 42.

10.- Ídem páginas 42-48.

11.- Ídem páginas 28- 30.

12.- Ídem páginas 51 y 52.

13.- Dato recogido por varios autores pero citamos el siguiente por seguir la línea: SEGURA RODRÍGUEZ, Wenceslao: Guzmán el Bueno: en las Crónicas de los reyes. Al Qantir. Monografías y Documentos sobre la Historia de Tarifa. Nº 7. 2009.  Páginas 53 y 54.