GENEALOGÍA BERMÚDEZ DE CASTRO
La web de los Bermúdez de Castro

LOS CASTRO EN LOS MÁS ALTOS CARGOS DE LA CURIA REGIA.

 

 

            La muerte sin sucesión de Rodrigo Gómez de Traba en el año 1255 supuso el fin de la estirpe más poderosa de Galicia y dejó un vacío que sus parientes, los Baticela de Limia, procuraron llenar, pero no llegaron a su esplendor ni relevancia. Únicamente los Castro consiguieron emular a los Condes de Taba y no lo habrían conseguido si sus antepasados no hubieran ocupado los más altos cargos de la Curia Regia Castellana.

 

            Vamos a aprovechar esa circunstancia para cumplir dos objetivos en este capítulo: por un lado, recordar las funciones de los altos cargos (RICOHOMBRE, PRIVADO, MAYORDOMO MAYOR DEL REY, ALFÉREZ DEL REY…); por otro, recalcar la influencia que ejercieron los antepasados de los Castro en las cortes castellana y leonesa.

 

            Aquellos que gozaban de la mayor Nobleza, o por Naturaleza (sangre), o por Privilegio (mérito)  eran conocidos como RICOS-HOMBRES(https://es.wikipedia.org/wiki/Ricohombre)

 

            En el Reino de Castilla, entre los siglos XIII y XIV, únicamente gozaban del privilegio de llamarse ricos-hombres veinticinco familias, que eran: Lara, Haro, Guzmán, Castro, Villamayor, Traba, Limia, Cameros, Villalobos, Aza, Manzanedo, Asturias, Castañeda, Sandoval, Guevara, Rojas, Mendoza, Marañón, Manuel, Osorio, Ponce, Froilaz, Manrique, Girón y La Cerda. (SALAZAR Y ACHA, Jaime: Génesis y Evolución del Apellido en España. Real Academia Matritense de Heráldica y Genealogía. 1991. Madrid. Páginas 23 y 24)

 

            Uno de estos Ricos-hombres de Castilla fue el que Jaime de Salazar y, posteriormente, Eduardo Pardo de Guevara, señalan como cabeza de la estirpe de los Castro:

 

I.- Ordoño Ordóñez, Rico-Hombre de Castilla a mediados del siglo XI. (Véase SALAZAR Y ACHA, Jaime: El linaje castellano de Castro en el siglo XII. Anales de la Real Academia Matritense de Heráldica y Genealogía. Tomo I, Madrid. 1991. Página 53-57. También PARDO DE GUEVARA, Eduardo: Los Señores de Galicia. Fundación Pedro Barrié de la Maza. La Coruña, 2000. Pág. 89. En adelante SALAZAR y PARDO de GUEVARA)

 

            Dentro del escogido grupo de Ricos-hombres estaba el PRIVADO, es decir, aquél que gozaba de la amistad y de la confianza de un  rey y que ocupaba el gobierno de un estado en su nombre (http://es.thefreedictionary.com/privado). Ese cargo lo ocupó el que (según SALAZAR y PARDO de GUEVARA) fue el hijo de Ordoño Ordóñez:

 

II.- García Ordóñez, que fue Privado de Alfonso VI (1065-1101) y falleció en la batalla de Uclés en 1108. (SALAZAR, p. 53; PARDO de GUEVARA, p. 88 y 89). Sin embargo, el que dio nombre a los Castro fue precisamente el hijo de éste que, según los renombrados autores, fue

 

III.- Fernando García de Hita. Decimos que fue el que dio nombre a los Castro porque poseía tierras en Castojeriz (Castrum-Sigerici) y de ahí tomaron el nombre los “de Castro-jeriz.” Sus hijos fueron los primeros en ser conocidos con ese patronímico aunque aun no puede llamarse apellido pues no firmaban así en los documentos. (SALAZAR, p. 35 y 49; PARDO de GUEVARA, p. 86).

 

            Otro de los cargos importantes en los Reinos de Castilla y León fue el de MAYORDOMO MAYOR DEL REY: dignidad que fue siempre desempeñada por miembros de la alta nobleza o incluso de la realeza. En las Partidas de Alfonso X se describían los requisitos para poder acceder al cargo de mayordomo mayor del rey y sus funciones:

  • Ser de buen linaje, pues ello, según la mentalidad de la época, le impulsaría a obrar el bien.
  • El mayordomo debía ser conocedor de las rentas y derechos del rey, para poder administrar y aumentar las rentas.
  • El mayordomo debía saber llevar la contaduría de la Casa Real, para poder luego informar al rey sobre el estado de las cuentas.
  • Ser leal al rey, para ganarle la amistad de sus súbditos, ya que todo lo concerniente a la Casa Real entraba dentro de su jurisdicción.

(https://es.wikipedia.org/wiki/Mayordomo_mayor_del_rey)

 

            Mayordomo Mayor de Alfonso VII (entre los años 1135 y 1138) y de Sancho III (entre 1153 y 1155) fue

 

IVa.- Gutierre Fernández de Castro, quien, además, tras la muerte de Sancho III, asumió la tutela del “rey niño”, el futuro Alfonso VIII. Esto provocó el enfrentamiento de los Castro con otro de los grandes linajes castellanos: Los Lara. (SALAZAR, p. 36 y 37; PARDO de GUEVARA, p. 93 y 94). Al morir Gutierre sin sucesión en 1166, continuó el linaje a través de su hermano

 

IVb.- Rodrigo Fernández de Castro, apodado "El Calvo", que fue Alférez Mayor de Alfonso VII (1130-1131). (SALAZAR, p. 38; PARDO de GUEVARA, p. 94).

            El ALFÉREZ DEL REY era un magistrado de alta categoría que llevaba antiguamente el pendón o estandarte real en las batallas a las que asistía personalmente el rey, cuyo ejército mandaba en ausencia suya como general en jefe.

            En virtud de la calidad que le incumbía de justicia mayor de la corte, estaba obligado a lo siguiente:

  • defender y acrecentar el reino
  • hacer venir a reto y demandar al que perdiese o menoscabase los heredamientos, villas, castillos u otras pertenencias del rey
  • juzgar a las personas de distinción que delinquiesen
  • pedir merced al rey por los que fuesen acusados sin culpa
  • decidir los pleitos que ocurriesen entre aquéllos por razón de deudas pero sin poder imponer pena      de muerte o pérdida de miembro.

(https://es.wikipedia.org/wiki/Alf%C3%A9rez_del_rey)

 

            Los hijos de Rodrigo Fernández de Castro, fueron los primeros del linaje que se asentaron en Galicia y, por ello, lo estudiaremos en el próximo capítulo.