GENEALOGÍA BERMÚDEZ DE CASTRO
La web de los Bermúdez de Castro

PAPEL DEL CLERO EN LA REPOBLACIÓN.

 

Pincha aquí para volver a la página

anterior: PRIMEROS REPOBLADORES

Pincha aquí para pasar a la página siguiente:

 DINASTÍAS CONDALES (Siglos IX-XII)

 

         Cualquiera que recorra los pueblos de España observará que, aquéllos que mantienen su arquitectura más tradicional, pueden carecer de castillo o palacio señorial, pero a ninguno le faltará su iglesia en lugar privilegiado, ya sea el lugar más alto o más céntrico de la población.

         Cabe pensar que, en muchos casos, bajo el cobijo de la Iglesia (iglesias, monasterios, catedrales…) crecieron viviendas y comercios que dieron vida a las poblaciones actuales.  Y esto es así desde el momento en el que resultaba más necesaria la llegada de habitantes que llenaran la llamada “tierra de nadie”.  No en vano, la inmensa mayoría de monumentos y obras artísticas prerrománicas conservadas pertenecen al ámbito religioso. Incluso gran parte de las piezas de orfebrería y cerámica conocidas pertenecieron al uso o ajuar sagrados (1). No cabe duda que la importancia de dichas obras estuvo favorecida por la actuación de los diferentes reyes. A continuación se citarán algunos ejemplos que hemos considerado imprescindibles para adentrarnos en la mentalidad de la época y su influencia en Los Bermúdez de Castro:

         - La ausencia de noticias de los años que siguieron a la victoria de Pelayo en Covadonga (año 722) nos hace imaginar un periodo de tranquilidad hasta el reinado de Alfonso I (739-757), verdadero impulsor de la reconquista, que llevó los límites del incipiente reino astur hasta Galicia y Portugal por el este, Cantabria, Álava y la Rioja por el oeste y Astorga por el sur. Sus victorias militares animaron a nobles hispano-visigodos huidos de la Meseta y del sur, incluso de los refugiados tras los Pirineos por la conquista musulmana que acudieron sin dudarlo. Tal afluencia de personal originó el florecimiento de monasterios en la ya ancha franja cantábrica (2).

         - Al frente de la ciudad de Lugo, que había sido obispado durante la época visigoda, Alfonso I mantuvo al obispo ODOARIO, que colaboró en la repoblación de la ciudad y los alrededores a partir del año 741 (3);

         - En el Monasterio de San Vicente del Pino en Monforte de Lemos, fundado en el año 811 por Alfonso II,  el abad recibió la plena jurisdicción sobre las iglesias que había en Tierra de Lemos, además del derecho a castigar y reformar las costumbres in tota terra de Lemabus (4);

         - Alfonso II aprovechó el hallazgo del sepulcro del apóstol Santiago (año 829) para establecer dos comunidades monásticas en el lugar, convertirlo en sede episcopal y establecer un señorío jurisdiccional de tres millas otorgándole la categoría de commisso o condado y confiriendo a los obispos residentes en ese lugar las atribuciones condales de administrar justicia, mantener el orden público e imponer multas, percibir los tributos debidos al fisco regio, recabar los servicios públicos, nombrar funcionarios propios y mantener organizadas las milicias mediante la prestación del servicio militar. Se trata, en definitiva, del establecimiento de un coto señorial inmune a cualquier otra jurisdicción y vedado incluso a los oficiales regios, aunque a los reyes les quedara siempre la posibilidad de deponer al obispo correspondiente. Ordoño I amplió el señorío a seis millas en el año 858; Ordoño II a doce millas en 915 y en el año 924 se amplió con el territorio de Montaos, Bergantiños, O Salnés, Ulla y otras (5).

Además de los casos anteriores, en los que el rey favorece la estabilización de la población a través de la Iglesia, hubo otros casos en los que fueron los nobles los que apoyaron al clero:

(Pincha en los nombres subrayados para ver el parentesco con Los Bermúdez de Castro)

  • A los hermanos ARIAS Y GUTIERRE MENÉNDEZ se les encomendó buscar monjes para restaurar el Monasterio de Samos a principios del siglo X;

  • SAN ROSENDO, fundó el Monasterio de Celavona a principios del siglo X.

  • ERO FERNÁNDEZ, fundó el Monasterio de Santa María de Ferreira a principios del siglo X.

  • GONZALO BETÓTIZ, fundó los Monasterio de Carboeiro y Camanzo a principios del siglo X

  • MUNIADOMNA DÍAZ, fundó el Monasterio de Guimaraes (Portugal) a principios del siglo X.

  • HERMENEGILDO ALOÍTIZ, fundó el Monasterio de Sobrado, tan vinculado a los Conde de Traba, a mediados del siglo X.

  • GÓMEZ DÍAZ, Conde de Carrión, refundó el Monasterio de San Zoilo de Carrión a mediados del siglo XI.

  • VELA GUTIÉRREZ, tenente de Cabrera, fundó el Monasterio de Nogales a mediados del siglo XII y favoreció la expansión del Císter por tierras Zamoranas junto a su suegro

  • PONCE DE CABRERA, Señor de Cabrera, fundó el Monasterio de Santa Mª de Moreruela a mediados del siglo XII.

 

 

 

Monasterio de Santa María de Moreruela.

Fotografía de Pablo Bermúdez de Castro y Blasco.

 

Datos de:

 

1.- COBREROS, Jaime: Guía del Prerrománico en España. Grupo Anaya. Madrid. 2005. Página 22.

2.- Ídem páginas 44-45.

3.- FERNÁNDEZ DE LA VEGA, Celestino: Lugo, Monumentos y personas. Gran Enciclopedia Gallega. Silverio Cañada editor. Santiago. 1984. T. 19. Pág. 234-235.

4.- PARDO DE GUEVARA, Eduardo: Los Señores de Galicia. Fundación Pedro Barrié de la Maza. La Coruña, 2000. Página 49.

5.- BARREIRO SOMOZA, José; El Señorío de la Iglesia de Santiago. Gran Enciclopedia Gallega. Silverio Cañada editor. Santiago. 1984. T. 28. Pág. 32.