GENEALOGÍA BERMÚDEZ DE CASTRO
La web de los Bermúdez de Castro

ALFONSO VI (1065-1109).

 

Pincha aquí para ver la página anterior:

EL REINADO DE SANCHO II (1065-1072)

Pincha aquí para ver la página siguiente:

PEDRO DE LARA Y LA 1ª CRUZADA

 

          Muchos aspectos del reinado de Alfonso VI han sido vistos en otros apartados, por lo que vamos a recordarlos someramente de manera que el que esté interesado en alguno de ellos podrá pinchar en las palabras subrayadas para profundizar más. Aquí nos detendremos, principalmente, en dos aspectos que no habíamos visto hasta ahora: el uso del título Imperator totius Hispaniae (1) y las luchas contra los almorávides.

RESUMEN DE LOS VISTO HASTA AHORA

         Tras la muerte de Fernando I (año 1065) el reino quedó dividido entre sus tres hijos: Sancho se hizo cargo de Castilla, Alfonso de León y García de Galicia.

         Alfonso y Sancho encerraron a García en el castillo de Luna y se repartieron Galicia. Sancho no se conformó y atacó a Alfonso al que acabó venciendo en la batalla de Golpejera (año 1072) y lo desterró a Toledo. Poco después Sancho fue asesinado y Alfonso se hizo cargo de los tres reinos: León, Castilla y Galicia.

         Algunos nobles (como RODRIGO OVÉQUIZ) defendieron la causa de García pero Alfonso consiguió reducirlos y García continuó encerrado hasta su muerte.

        Alfonso contó, durante su reinado, con el apoyo incondicional de varios capitanes como PEDRO ANSÚREZ, ÁLVAR FÁÑEZ y GARCÍA ORDÓÑEZ. Todos ellos fueron enviados a cobrar las parias de las taifas vecinas y, casi siempre, tuvieron que hacer uso de las armas para conseguir cobrarlas.

        El rey Alfonso contó también, de manera esporádica, con la ayuda del CID, que también fue enviado a cobrar parias pero, en alguna ocasión, las gestionó para su propio beneficio y acabó convirtiéndose en caudillo semi-independiente.

 

 

ALFONSO VI, IMPERATOR TOTIUS HIPANIAE

¿Por qué Alfonso VI adoptó ese título? (1).  Estas son algunas de las razones que hemos encontrado en los textos consultados:

  • Tras la desintegración del Califato de Córdoba (año 1031) y las victorias entre el Duero y el Tajo, los cristianos comenzaron a soñar con la recuperación total de la Península Ibérica;

     

  • Corrían aires de “neogotización” (2) que añoraban los tiempos en que los visigodos dominaban Hispania. Podría parecer que la conquista de Toledo, antigua capital visigoda, pudiera haber influido para que Alfonso VI se sintiera legítimo sucesor de aquéllos pero lo cierto es que este rey comenzó a intitularse Imperator totius Hispaniae ocho años antes (año 1077) de la conquista de Toledo (3).

     

  • Desde el siglo X los “dominantes” de León se intitulabanImperator”: Ordoño II y Ramiro II, hijo y nieto de Alfonso III, se referían a este rey como Magni Imperatoris (1); GARCÍA GÓMEZ, Conde de Saldaña, llegó a aparecer, en algunos documentos, como imperantem in Legione (4). Mientras unos autores consideran que el uso del término Imperator demuestra la preeminencia política del reino de León (5) otros opinan que no significa más que el que manda en León (6).

     

  • Sancho III de Navarra, abuelo de Alfonso VI, aparece en algún documento como Rex ibericus (7) y como Imperante Dei gratia (8). Es decir, el navarro fue el primero en atribuir un origen divino a su poder y, para algunos autores, fue el primer rey de España, el primer rey por la gracia de Dios y el primero en “hacer España” (9).

     

  • José María Mínguez cita algunas de las causas anteriores pero opina que la razón principal que provocó que Alfonso VI se intitulara Imperator totius Hispaniae fue la intención del papa Gregorio VII de hacer efectivos unos supuestos derechos sobre los territorios de la Europa occidental que habían pertenecido al Imperio Romano (10):

     

    Queremos notificarosque el reino de España, por antiguas constituciones fue entregado en derecho y propiedad a San Pedro y a la Santa Iglesia romana Os lo hago saber, ahora que habéis recobrado vuestro suelo de los infieles; no suceda que por mi silencio o vuestra ignorancia la Iglesia pierda su derecho” (10).

 

       El mismo año que Alfonso VI recibió esa misiva del Papa (año 1077) comenzó a usar fórmulas como: Diuina misericordia imperator totius Hispaniae; constitutus imperator super omnes Ispanie nationes

       El propio Gregorio VI, en el año 1081, le recordaba que Cristo había elevado, a Alfonso VI, super omnes Hispaniae, lo que daba a entender que el Papa había renunciado a sus antiguas pretensiones (10).

 

 

LA CONQUISTA DE TOLEDO Y LAS LUCHAS CON ALMORÁVIDES

        Mientras Alfonso VI permaneció exiliado en Toledo (entre los meses de enero y octubre del año 1072) firmó un juramento de seguridad con el rey musulmán de aquella ciudad, Al-M´amūn, en el que se comprometía a no atacar la ciudad mientras viviera el rey Taifa y su primogénito. En el año 1085, fallecidos ambos, Alfonso VI se vio libre de conquistar la ciudad que había sido capital de la Hispania visigoda, y lo consiguió el 25 de mayo de ese año (11).

         Un año después (año 1086) el jefe de los Almorávides, Yusuf ben Tashfin, desembarcó en Algeciras con un ejército de 70.000 hombres. Consiguió el apoyo de los emires de Sevilla, Granada y Málaga y con todo ese ejército se dirigió a Badajoz (12). Los cristianos cayeron derrotados en la batalla de Sagrajas y también en las de Consuegra (año 1097), Salatrices (año 1106) y, la más trágica, la de Uclés (año 1108), en la que perdió la vida el infante Sancho, único hijo varón de Alfonso VI (12).

        Ante la pérdida de casi todas las plazas que había recuperado, Alfonso VI solicitó la ayuda de los nobles del sur de Francia. Entre los que acudieron a la llamada estaban los que serían esposos de las hijas del rey: Raimundo de Saint-Guilles y Enrique y Raimundo de Borgoña (12) pero eso ya lo veremos en otra ocasión.

 

 

Datos de:

 

1.- Aspecto estudiado por MÍNGUEZ, José María: ALFONSO VI/GREGORIO VII. Soberanía imperial frente a soberanía papal. ARGUTORIO Nª 23. 2009. Página 31. Pincha aquí para verlo en PDF. (En adelante se cítara únicamente MÍNGUEZ)

2.- Término utilizado por GONZÁLEZ MÍNGUEZ, César: El proyecto político de Sancho II de Castilla (1975-1072). Publicaciones de la Institución “Tello Téllez de Meneses”. Nº 73. Palencia. 2002. Página 87. Pincha aquí para verlo en PDF. (En adelante se cítara únicamente GONZÁLEZ MÍNGUEZ)

3.- Concretamente en el año 1077. Véase MÍNGUEZ, página 33.

4.- TORRES SEVILLA-QUIÑONES DE LEÓN, Margarita: Linajes Nobiliarios en León y Castilla (Siglos IX-XIII). Junta de Castilla y León. Consejería de Educación y Cultura. 1999. Páginas 259 y 260.

5.- MÍNGUEZ, página 32.

6.- UBIETO ARTETA, Antonio: Estudios en torno a la división del Reino por Sancho el Mayor de Navarra. Institución Príncipe de Viana. Diputación Foral de Navarra. Pamplona 1960. Página 31. Pincha aquí para verlo en PDF. (En adelante se cítara únicamente UBIETO ARTETA)

7.- GONZÁLEZ MÍNGUEZ, página 82.

8.- UBIETO ARTETA, página 20.

9.- UBIETO ARTETA, páginas 9 y 10.

10.- MÍNGUEZ, página 33.

11.- MARTÍNEZ MARTÍN, Manuel: Claves para una tesis: las murallas medievales de Valladolid. HID nº 33. 2006. Páginas 369 y 370. Pincha aquí para verlo en PDF.

12.- SOLIVÉREZ, Carlos Eduardo: Álvar Fáñez, su familia y sus hechos. Academia Costarricense de Ciencias Genealógicas. 2008. Revista electrónica Nº 11. Revisado y ampliado por el autor en PDF. (Pincha aquí para verlo). Páginas 45-49.